miércoles, 27 de mayo de 2015

Casa de Zinc escuela en la comunidad de San Cayetano / Casa de Zinc School in the community of San Cayetano

El 20 de mayo los miembros del personal de Enlace del Proyecto Betania Nelson, y Enrique Corrales, visitó la sede de la escuela de Casa de Zinc que se construyó el año pasado con la participación de Enlace del proyecto y los voluntarios de Nueva York. Fue una gran oportunidad de ver el progreso educativo de la comunidad está haciendo en la zona rural de San Cayetano.


El director de la escuela no podía expresar lo suficiente, su gratitud y reconocimiento para la escuela y los suministros que han superadas la educación de la juventud local por diez. Ella compartió con nosotros que como profesores no hay nada más gratificante para ellos que para poder ofrecer más por sus estudiantes y ser testigo de los cambios positivos que tienen en el transcurso del año pasado.


El rendimiento académico y el interés en el estudio, por parte de los estudiantes, así como los porcentajes de matriculación han visto un aumento constante desde que se completó el edificio. Los recuentos han pasado de alrededor de 21 a casi 30 estudiantes en el nivel primario, y de aproximadamente 5 a 11 en el preescolar. Los profesores creen que la escuela habla por sí mismo como un atractivo para que los estudiantes quieren asistir a clases. Puntualidad, asistencia, participación y desarrollo del estudiante han sido algunas de las mejores cosas que los maestros han tomado de la experiencia de recibir la nueva escuela. Como profesores, que ven el espacio y la seguridad del edificio como una gran ayuda para mejorar la capacidad de gestionar un aula multigrado.


El espacio que una vez que faltaba ahora le proporciona la capacidad de separar los diferentes grupos de edad y mantener las clases con alumnos ayudantes que llevan al grupo a través de lecciones. Los estudiantes ahora no tienen que preocuparse por problemas preexistentes, tales como insectos y pequeños reptiles que caen del techo, o el clima afecta a los pisos de tierra que una vez sirvió como la base de la escuela. Aparte del edificio y su piso resistente, la comunidad aprecia allá de las palabras de los materiales que fueron donados a la escuela. La mesa del profesor, la estantería, y los libros hacen la vida diaria en la escuela más fácil.


Los maestros no son los únicos que se han sentido los cambios positivos del proyecto incluyendo a los estudiantes, quienes orgullosamente compartieron con nosotros algo más que sus palabras lo mucho que aman a su escuela. A su llegada los estudiantes nos dieron la bienvenida con un gran saludo y muchas sonrisas. Ellos compartieron su emoción al ser capaz de mostrarnos cómo estudian y aprenden.


Quinto grado Jaosca, nos dijo que se siente cómodo en la nueva escuela, porque "antes de que [ellos] estudiaron en sus casas y nunca me sentí como la escuela. Ahora, cuando [nos] venimos a clase, podemos estudiar de forma segura felices con nuestros amigos. "Doce años de edad Ángel dice" Me encanta Matemáticas, pero probablemente no le gustaría tanto si no podía venir aquí a estudiar con mis maestros y compañeros de clase. "Elven años Angie compartieron en las creencias de sus compañeros de clase y nos dijeron que, debido a su experiencia con la nueva escuela que ahora aspira a un día volver a enseñar a la educación primaria.



Sin duda alguna, la comunidad se beneficia de la construcción de la casa de la escuela y en su nombre son muy agradecidos y agradecido por este regalo que sigue dando. Educación comienza en nuestras escuelas, pero no tiene fin; el aprendizaje ocurre todos los días en todos los sentidos.


--Written Por: Bethany Nelson, 2015 Intern
Enlace Project 

viernes, 1 de mayo de 2015

Embajadora de Estados Unidos Inaugura Proyecto para el Suministro de Sillas de Ruedas en Nicaragua


La Embajadora de Estados Unidos Phyllis M. Powers participó esta mañana en la inauguración del proyecto Desarrollo de Capacidades Locales para un Servicio Integral y Sostenible de Sillas de Rueda en Nicaragua (ACCES, por sus siglas en inglés), el cual ejecuta el Gobierno de Estados Unidos a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

El proyecto, cuya finalidad es suministrar sillas de ruedas de alta calidad a personas con discapacidad motora, forma parte de una iniciativa que el Gobierno de los Estados Unidos está implementando simultáneamente en Nicaragua, El Salvador, Kenia, India y Rumanía, con una inversión de 9 millones de dólares para los próximos 3 años y medio. La meta es proveer 9,572 sillas de ruedas en el período de implementación del proyecto en los 5 países mencionados.
El evento contó también con la participación de la Directora Nacional deWorld Vision Nicaragua, María Haydeé Pereira, de Amílcar Kraudy de la organización United Cerebral Palsy – Wheels for Humanity Nicaragua, del Director Ejecutivo de la Fundación Futuro de Nicaragua, Mario Sacasa, y de Meybell Nadir Contreras, en representación de las personas con discapacidades.
“Con este Proyecto, el Gobierno de los Estados Unidos y sus socios globales estamos cumpliendo con los principios de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en su llamado a promover los derechos humanos de las personas con discapacidad, reconociendo que no se trata de la silla, sino más bien, de mejorar la calidad de vida del individuo,” señaló la Embajadora Powers durante el evento.
Por su parte, María Haydee Pereira, Directora Nacional de World VisionNicaragua dijo que “al concluir el proyecto, habremos contribuido a sensibilizar a comunidades, familias, organizaciones de personas con discapacidad, instituciones del Estado de Nicaragua y gobiernos municipales sobre la importancia de la provisión de servicios de sillas de ruedas en Nicaragua para garantizar la inclusión de las personas con discapacidad.”
En Nicaragua, USAID estará trabajando con World Vision Nicaragua para proveer sillas de ruedas a 1,800 personas de 6 municipios de Nicaragua, incluyendo: Larreynaga,  El Sauce, La Trinidad, San Nicolás, San Juan de Limay y Tipitapa. También apoyarán este fuerzo la Fundación Futuro de Nicaragua y la organización Wheels for Humanity, quienes capacitarán a un equipo de fisioterapeutas y manejarán un Centro Regional de Sillas de Rueda.
En Nicaragua, de acuerdo al censo de personas con discapacidad realizado en 2009 por el Programa “Todos con voz” del Ministerio de Salud, la prevalencia de discapacidad en Nicaragua es de 2.43%, equivalente a 126,316 personas con discapacidad física, sensorial e intelectual.